El adidas "brazuca" se ha probado a fondo

Brazuca proviene de una votación en línea realizada en 2012 en la que se buscó un nombre original y cercano que describiera el estilo de vida brasileño. Los colores y el diseño de sus paneles simbolizan, por un lado, las pulseras multicolores que los brasileños llevan tradicionalmente cuando formulan un deseo (fita do Senhor do Bonfirm da Bahia), y reflejan además el buen ambiente y la diversión asociados con el fútbol de Brasil.

Esta pelota no solo destaca por su diseño, sino que también ha convencido en todas las pruebas realizadas. El "brazuca" ha sido sometido a numerosos ensayos durante los últimos dos años y medio. Más de 600 futbolistas profesionales y 30 equipos de diez países repartidos en tres continentes lo han probado, lo que lo convierte en el balón de adidas que más pruebas ha realizado en la historia de la marca. El modelo actual, al igual que sus predecesores mundialistas, cuenta con el sello de calidad de la FIFA, ya que cumple con todos los requisitos exigidos por el órgano rector del fútbol mundial y por ello ha recibido con todo merecimiento el sello de calidad FIFA APPROVED.

La tecnología integrada en la válvula y la carcasa es idéntica a la que monta el Tango 12 de la Eurocopa 2012, el Cafusa de la Copa FIFA Confederaciones 2013 o la pelota oficial de la Liga de Campeones de la UEFA. La estructura del nuevo panelado exterior y la singular simetría de los seis paneles idénticos ayudan a mejorar el control y el contacto, así como la estabilidad y la aerodinámica sobre el terreno de juego. Además, incluso a velocidades altas, favorecen el dominio del balón en todo momento.

Conclusión: El fútbol moderno es cada vez más atractivo y técnico y el actual balón del Mundial está a la altura.